Para Ofrenda a la Parroquia:
Banca Afirme, S.A.
Cuenta No. 104 403 840
ó    Transferencia Clabe 0625 8000 1044 0384 01

LA TRAICIÓN, LA VIOLENCIA Y LA SOLEDAD LOS SUFRIMIENTOS DE JESÚS Y DE LA HUMANIDAD

Monterrey, N.L. (www.pastoralsiglo21.org).- 15 de abril del 2022

Durante la celebración de este Viernes Santo, de la Pasión del Señor, el Arzobispo de Monterrey compartió los tres padecimientos de Cristo, los cual los siguen sufriendo muchas personas en la actualidad.

“Lo primero la traición, los amigos que te dan la espalda, el amigo que se vende por interés, el amigo que niega conocerte, que tiene miedo de decir a los demás que es tu amigo, esto sucedió a Jesús y sigue sucediendo, cuánta traición a la amistad, cuántas soledad en las dificultades”.

“Lo segundo la violencia, la violencia verbal, la burla algo que a todos nos duele, hoy le dicen bullying, pero lo que le pasó a Jesús fue más allá del bullying, es la burla total, humillarte, decirte que no vales nada, que eres insignificante, que no cuentas, la violencia verbal. Pero también la violencia física, las autoridades que creyendo que tienen poder golpean a las personas y eso no ha acabado, ese es parte de la historia de tantos hombres y mujeres en nuestros días, el abuso del poder”.

“La tercera situación dolorosa qué es la soledad, sentirte solo, estar solo, cuando las personas nos cuentan su vida casi todos nos dicen me siento solo, se dice que la soledad es la pandemia de nuestros tiempos, cada quien en lo suyo, se quedan solos los enfermos los niños, los jóvenes, los hermanos mayores, un gran sentimiento de soledad, todo eso quedó dibujado en el relato de la Pasión y en la vida de Cristo”.

Finalmente, Mons. Rogelio señaló que ante estos sufrimientos siempre hay una luz de esperanza:

“Siempre hay algo que genera esperanza, entre todos está la mamá, la Virgen María, el discípulo amado, otras 2 mujeres, una minoría, pero también una mayoría, la mayoría la hace la mujer, la mayoría la hace la mamá, puede faltar cualquier persona, se puede soportar cualquier realidad, lo que no puede faltar es el apoyo de la mamá”.

“Siempre con la esperanza de la Resurrección, tengamos presente en esta celebración todos los dolores de la gente, de los que son traicionados, de los que son despreciados, de los que son insultados, de los que son golpeados, de los que son abandonados en soledad, pero también una palabra de esperanza gracias a Dios tenemos siempre una mamá”.
#ViernesSanto
#IglesiaDeMonterrey