Para Ofrenda a la Parroquia:
Banca Afirme, S.A.
Cuenta No. 104 403 840
ó    Transferencia Clabe 0625 8000 1044 0384 01

"GRACIAS POR LAVARNOS LOS PIES, DIOS LOS BENDIGA" DICE ARZOBISPO DE MONTERREY A PERSONAL DE SALUD

Monterrey, N.L. (www.pastoralsiglo21.org).- 14 de abril del 2022

Tras dos años de pandemia, este Jueves Santo el Arzobispo de Monterrey presidió de manera presencial la santa misa de la cena del Señor e institución de la eucaristía y del sacerdocio, en la Catedral de Monterrey.

“La Eucaristía siempre nos presenta ese doble rostro de la vida humana, el dolor y la alegría, la muerte y la vida, nadie escapamos a esas realidades, por eso la Eucaristía es profecía de nuestra vida”, señaló Mons. Rogelio Cabrera López durante su homilía, en la cual resaltó la gran enseñanza que nos deja Jesús en cada Eucaristía, de servir, de ser humildes y ser agradecidos:

“La misa se llama eucaristía, agradecimiento, Cristo les da esta lección, agradecer el amor, agradecer el dolor, agradecer las dificultades pero también agradecer tantas cosas buenas que tiene la vida”.

“Cada uno haga el recuento que a lo largo de este día le han ayudado, le han servido y también cuántas ocasiones tuvimos este día de servir a los hermanos, así tiene que ser la sociedad, así tiene que ser la Iglesia, decir comunidad de hermanos es decir comunidad de personas que sirven, que dejan de ser egoístas; todos tenemos que servir” mencionó el Arzobispo.

En cuanto a la humildad compartió: “Que nadie nos oprima, que nadie abuse y que nadie se ponga sobre ningún ser humano, esa es la profecía de la eucaristía pues ese es el sentido del lavatorio de los pies”.

A la misa asistieron médicos, enfermeras y enfermeros del Hospital Vidriera Muguerza, a quienes en nombre de la Iglesia, de los Obispos y Sacerdotes de Monterrey y de él propiamente, agradeció plenamente el servicio y la humana atención, que brindaron a los cientos de sacerdotes que pasaron por ese hospital en tiempos de pandemia:

“Quiero decirles las palabras propias de esta liturgia: muchas gracias, Eucaristía; que Dios los bendiga y en nombre de ustedes quiero ver a todos los médicos, a todas las doctoras, enfermeros y enfermeras y a tantas personas que en los hospitales nos sirvieron, gracias por lavarnos los pies, Dios los bendiga y en ustedes agradecemos a todos”.

Seguido de la homilía, el Arzobispo de manera inicial, llevó a acabo el signo del lavatorio de pies, donde se manifiesta el compromiso con el llamado del Señor, de ser servidores los unos a los otros, en donde los médicos y enfermeras que estuvieron presentes representaron a los apóstoles en este acontecimiento, seguido de Don Rogelio, el Padre Paco Gómez, Vicario General, el Padre Eugenio Ramos y el Padre Rafael Sauceda, rector y vicario de la Catedral, el Padre Martín Martínez , rector de la UNIAM y el Padre Edgar Alvarado director de las preparatorias de la UNIAM, y dos fieles laicos de la comunidad, hicieron el mismo signo de lavar los pies de los médicos y enfermeros en modo de agradecimiento.

Para continuar con la celebración, trasladaron a Jesús Eucaristía al monumento que se tenía preparado en la Capilla lateral del Sagrario que se encuentra ahí mismo en Catedral, en donde se llevaría la adoración hasta las 9:30 de la noche.

#SemanaSantaMTY #IglesiaDeMonterrey