Para Ofrenda a la Parroquia:
Banca Afirme, S.A.
Cuenta No. 104 403 840
ó    Transferencia Clabe 0625 8000 1044 0384 01

ENTREGAN NOMBRAMIENTO DE MONSEÑOR AL PADRE LUIS EDUARDO

Monterrey, N.L. (www.pastoralsiglo21.org).- 12 de septiembre del 2021

Este domingo se llevó a cabo, la celebración de la Santa Misa, en la cual, se el Arzobispo de Monterrey, Mons. Rogelio Cabrera López, entregó el nombramiento de Capellán de Su Santidad al padre Luis Eduardo Villarreal Ríos.

En su mensaje, Mons. Cabrera, resaltó la importancia de la comunión eclesial.

“Teniendo presente este detalle del Papa Francisco, me lleva a pensar en la comunión eclesial, el Papa lo nombró Capellán, es decir, que la Eucaristías que celebre el padre Luis Eduardo, de manera especial tienen que conectarlo con el Papa Francisco, es su Capellán, es decir el que celebra con él y el que celebra para él”.

Antes de concluir la Eucaristía, Monseñor Luis Eduardo compartió cómo fue el momento en que se enteró de su nombramiento, y agradeció a Don Rogelio su apoyo y solidaridad:

“Ustedes sabes que cuando llega un WhatsApp del Arzobispo, que quiere hablar contigo, en su casa, piensas dos cosas: adiós parroquia de San Francisco Javier y la otra, ¿De que me va a regañar?, entonces el Señor Arzobispo nos recibió en una tarde a todos los que el Papa Francisco tuvo a bien darnos esta distinción, este nombramiento de capellán o de monseñores, y me dijo el sentido que él veía en este nombramiento. Y dije ese sentido sí me llega, sí me llaga porque tiene una dimensión social-eclesial, no para vanagloria, no para enaltecer a la persona, sino a un ejercicio a un servicio concreto dentro de la Iglesia”.

“Don Rogelio yo le agradezco el trato que usted tiene con el padre Israel y en mí, porque siempre nos ha tratado con mucha deferencia aquí en San Francisco Javier las veces que ha venido, no se diga en el albergue las veces que ha ido, usted ha demostrado su compasión traducida en solidaridad de múltiples maneras en la Arquidiócesis y yo agradezco y reconozco su ser pastor y padre de esta Iglesia”.

La comunidad le regaló un caluroso aplauso, al término de las siguientes palabras:

“Entonces agradecido con Dios, con el Papa, con Don Rogelio, y con esta comunidad hermosa, en la que ya cumplí esta semana 19 años de estar aquí”.

#IglesiaDeMonterrey