Para Ofrenda a la Parroquia:
Banca Afirme, S.A.
Cuenta No. 104 403 840
ó    Transferencia Clabe 0625 8000 1044 0384 01

“EL QUE ESTA CONTENTO HABLA BIEN DE TODOS”

Monterrey, N.L. (www.pastoralsiglo21.org).- 16 de abril del 2022

#VigiliaPascual

Al presidir la Vigilia Pascual, en la Catedral de Metropolitana, el Arzobispo de Monterrey, compartió dos pensamientos, en los que señaló que: “todo aquel que cree en el Resucitado, todo lo ve bien”, e invitó a que “nuestra mirada sea misericordiosa, nuestro oído esté siempre atento, y que nuestro corazón sea de carne”.

“Solo quiero decirles dos pensamiento: el primero, el que está contento habla bien de todos y de todo. Esta noche la Iglesia nos pide hablar bien de todo, y hablar bien de todos, primero hablar bien de Dios, porque todo lo ha hecho bien, muy bien; nos ha amado y perdonado, tiene misericordia de nosotros. También esta noche hablamos bien de todas las personas, inclusive de aquellos que pensamos que son nuestros enemigos, hoy de todos tenemos una buena opinión”.

“Por eso en él pregón Pascual decía el canto: <<feliz culpa que mereció tal Redentor>>, fíjense bien, decimos qué bueno que pecó Adán, parece contradictorio, dijo el pregón: <<feliz la culpa que mereció tal Redentor>>, no hay más manera tan contundente de hablar bien, inclusive del pecado, no porque esté bien, sino porque ha sido ocasión del desborde del amor de Dios, <<feliz culpa que mereció tal Redentor>>”.

“Pero también hablamos bien de todo, la creación, todo es bello, todo lo hizo bien Dios, los astros, los animales, las plantas. Para el que está alegre todo es bello, es bella la muerte y es bella la noche, cuando uno anda de malas nada está bien, ni el día ni la noche, ni las personas ni las cosas, por eso destruimos la naturaleza y también hacemos daño a las personas, porque no tenemos la alegría que procede de Dios, la alegría de la sabiduría más grande que puede tener un ser humano, que Cristo ha Resucitado”.

“El segundo pensamiento: ¡el que ama, cree más rápido que Cristo ha Resucitado!, el Evangelio nos ha dicho que las mujeres fueron las primeras en reconocer, en escuchar, en creer que Cristo está vivo, María Magdalena, Juana la mamá de Santiago y otras mujeres, son los primeros testigos de la Resurrección, porque amaron más, el amor las llevó a visitar el sepulcro muy temprano, el amor les hizo llevar perfume, porque amaban a Jesús”.

Finalmente, añadió: “el amor es la condición para creer en el Resucitado, por eso la fe cristiana es la que lleva al amor; el que ama cremas rápido, porque el Resucitado es el Dios de amor.

#IglesiaDeMonterrey